99 % [Archivo – Exportar]

Exportar una película, sea un largo o un cortometraje, es un proceso relativamente sencillo. Consiste en extraer un archivo de vídeo del programa de edición. Son 3 pasos a seguir: archivo – exportar – media, configuras un panel     -eso puede ser lo más complejo- y haces click en “aceptar”. Comienza una espera de minutos u horas (según la duración y la calidad del archivo resultante) en la que te vienen a la cabeza pensamientos de todo tipo. A veces estas “voces” no se callan al llegar al 100% de la exportación. Puede que te persigan unas horas más, o unos cuantos días. Hay que lidiar con ellas porque de nada sirve que el vídeo llegue al 100 si tú te has quedado en el 43.

Lo que sigue a continuación es una recreación de mi última espera.

Archivo – Exportar – Media.

1%, 2%, 3%… Ya lo has terminado. Segura del orden de las secuencias, del tono de la voz y del desenlace. Ha tomado una forma concreta, las piezas encajan, las escenas se comunican entre sí. Es largo, 20 minutos, pero no se hace pesado. Te va llevando del principio al final con subidas y bajadas de ritmo, el tiempo de los planos medido. No sobra nada.

19%, 20%, 21%… Eres consciente de que tiene fallos, pero incluso serías capaz de defenderlos. Podría oírse mejor, podría ser más adulto. Esa inmadurez de todas formas te gusta, no quieres renunciar a ella porque también es parte de ti. Naif pero sincero, te convence el equilibrio.

33%, 34%, 35%… ¿Pero podría esa sinceridad estar más tamizada? Tanteas dónde está el límite entre la exposición gratuita y la implicación personal. No, no lo has cruzado pero te preguntas si eliges este camino como una respuesta natural o por miedo (¿miedo? ¿pereza? ¿cansancio?) a no saber hacerlo como te han enseñado: actores, guión, listado de planos, departamento de producción. ¿No quieres o no puedes?

49%, 50%, 51%… Y es muy largo, son 20 minutos. Concretamente 19 minutos y 19 segundos. Muy largo…

62%, 63%, 64%… A todo esto ¿por qué lo has hecho? Vale, surgió sin ser un corto pero en unos instantes lo será y como tal debe contar algo y a alguien. ¿A quién? ¿Quién querrá ver esto? Cambió de destinatario, fueron colándose reflexiones ajenas al objeto, ensayo y error, parecía hablar de una cosa cuando en realidad hablaba de otra. Es casi el descubrimiento más que el resultado final lo que has ido disfrutando pero quien lo vea desconoce ese proceso.

70%, 71%, 72%… No hay nota a pie de página, ni asterisco al lado de la imagen con una parrafada que explique quién eres y de dónde sale. Está a punto de existir por sí solo y solo con eso debería bastar. El contexto no es una muleta en la que apoyarse. No existe nada más allá de los 19 minutos y 19 segundos. ¿Estás preparada para eso?

78%, 79%, 80%… Cuanto más dudes más se alargará la espera, más lento avanzará el porcentaje porque en el fondo eres tú quien lo controla. Sé un poco valiente y acércate a los últimos números, no merece la pena recrearse en esta fragilidad, en la búsqueda de significados ocultos. Ya está hecho, las cosas buenas y las cosas malas.

82%, 83%, 84%… No deberías sabotearlo. Idearlo, grabarlo, montarlo…para que acabe encerrado en el disco duro bajo siete llaves. No tiene sentido. Son horas de trabajo, tu trabajo. Reconoce que no es un capricho, reconoce que en el fondo lo valoras. Sólo te estás resistiendo a darlo por terminado, se vive demasiado bien entre complejos. Hasta aquí llegas tú, ya no queda nada por hacer.

87%, 88%, 89%… Sí, has dirigido un corto y nadie te va exigir explicaciones, no existe el carné de cineasta. Cuándo te darás cuenta de que no es ningún sacrilegio intentar hacer cine, hablar de él o compartirlo. Compártelo.

..

91%, 92%, 93%… Lo has disfrutado.

..

94%, 95%, 96%… Lo has disfrutado y lo has mimado.

..

97%, 98%, 99%…Lo has hecho, lo has disfrutado y lo has mimado. Tres razones para llegar al final.

..Captura de pantalla 2013-07-11 a la(s) 10.41.38

[Y aun así, cuando el archivo ya ha llegado al 100%, yo todavía sigo en el 99]

Anuncios

2 Respuestas a “99 % [Archivo – Exportar]

  1. Un nuevo ser que llegó al mundo y un relato claro desde su concepción hasta que ve el mundo y ya vive en él. Acertada decisión siempre. Enhorabuena, mereció la pena dar a luz. Crear es la experiencia más grande para cualquier persona y por eso forma parte de su vida y más allá de ella.

  2. Pingback: “Espina. Historia de un regalo fallido” | Filmin 365·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s